Museo Sóller – Can Prunera

discover can prunera art gallery decor vintage homestyle artdeco artnouveau modernisme mediterranean casa finca home mansion dreams decoration design interior sóller mallorca small museum handmade holiday geheimtipp urlaub alternative secret local majorca individual celebration design textiles withlove original traditional artisan artist artists
discover can prunera art gallery decor vintage homestyle artdeco artnouveau modernisme mediterranean casa finca home mansion dreams decoration design interior sóller mallorca small museum handmade holiday geheimtipp urlaub alternative secret local majorca individual celebration design textiles withlove original traditional artisan artist artists

Museo modernista en un casal antiguo de Soller

Can Prunera, junto con otros ejemplos como el Gran Hotel, Can Forteza Rey y Can Casasayes, los tres de Palma, forman parte del amplio conjunto de edificios modernistas que se construyeron, a comienzos del siglo XX, bajo la directriz de los modelos catalanes o del arte nouveau francés.

En el año 1865, una plaga terrible echó a perder los naranjos y limoneros de gran parte del valle de Sóller, lo cual causó una fuerte crisis económica y provocó que numerosas familias que se dedicaban a la recolección y al comercio de los cítricos se vieran obligadas a emigrar. Los principales destinos fueron, por un lado, América del Sur y, por el otro, Europa. Países como Puerto Rico, Venezuela, Francia, Alemania y Bélgica serían los precursores en el recibimiento de emigrantes sollerenses. Aun así, fue sobre todo en Francia donde la mayoría fueron a buscar fortuna; con este fin, se establecieron en localidades como Nancy, Lyon, Marsella y Belfort. Fue en esta ciudad donde Joan Magraner y Margalida Vicens, conocidos en Sóller con el mote de els Pruneres debido a su trabajo con el mercadeo de la fruta, se enriquecieron gracias al negocio dedicado a la importación, exportación y distribución de frutas, verduras y licores. Conseguida la fortuna, decidieron regresar a Sóller y construir un casal con el estilo imperante entonces en Francia: el arte nouveau. En aquel país, dejaron el negocio en manos de los hijos.

Can Prunera se construyó entre 1904 y 1911. Del artífice no se sabe nada, a pesar de que hay dos hipótesis: una atribuye la obra a Joan Rubió y Bellver (1870-1952), el arquitecto catalán que en aquellos años construía la fachada de la iglesia parroquial de San Bartolomé y el Banco de Sóller. Con todo, no hay ningún documento que confirme esta teoría. La otra hipótesis plantea la posibilidad que el casal de Can Prunera fuera construido por albañiles locales.

El edificio es un exponente del gusto de los emigrantes que, al volver de Francia y de Puerto Rico, principalmente, compitieron para levantar la casa más bella y que pusiera de manifiesto la riqueza que habían conseguido.

Colecciones

La gran mayoría de obras expuestas en Can Prunera Museu Modernista pertenecen a la Col·lecció d’Art Serra, las cuales han sido cedidas a partir de un convenio con la Fundació Art Serra,entidad que preside el empresario y coleccionista Pere A. Serra Bauzà.
Se trata de una colección encabezada por la obra de grandes maestros de los siglos XIX y XX, como por ejemplo Joan Miró, Henri de Toulouse-Lautrec, Paul Klee, Fernand Léger y Maurice Vlaminck; aunque también  han tenido cabida pintores mallorquines o vinculados con Mallorca la obra de los cuales ha traspasado las fronteras isleñas. Se trata de Santiago Rusiñol, Joaquim Mir, Joan Fuster, Eliseu Meifrén, Ritch Miller y Miquel Barceló.

De la Col·lecció d’Art Serra es también una parte importante de las pinturas de la exposición permanente de Juli Ramis, así como el fondo de libros y catálogos que están a disposición de los investigadores a la biblioteca del museo.

Gracias a esta colección, Can Prunera Museu Modernista ha acontecido un hito ineludible del arte contemporáneo en Mallorca.

Address
Carrer de la Lluna, 86 i 90 Sóller

Horarios y Tarifas