Descubre la Sierra de Tramuntana – naturaleza protegida por la UNESCO

Descubre la Serra de Tramuntana, un paisaje único que fue declarada patrimonio mundial de la UNESCO en 2017.

Desde el hotel Ecocirer en Sóller nos ha llegado esta información muy interesante sobre la Sierra de Tramuntana. El hotel Ecocirer es un hotel sostenible con conciencia ecológica.
Situado en Sóller, con vistas cercanas a la Sierra de Tramuntana, no es raro que en el hotel Ecocirer se preocupan por este paisaje tan único e especial. Por tanto han preparado esta información y lo quieren compartir con todos que viajan a la Sierra de Tramuntana, sea como huéspedes del hotel Ecocirer, huéspedes de cualquier otro hotel del valle de Sóller o como visitantes por un día.

Lee mas sobre el hotel Ecocirer y su concepto sostenible

La riqueza y diversidad del paisaje de la SIerra de Tramuntana, con áreas boscosas formadas por encinas, pinos y otras comunidades vegetales que se alternan con espacios de cultivo dedicados a los olivos, o árboles de cítricos y almendros en los valles. Con numerosas propiedades públicas que se pueden visitar a través de rutas señalizadas y refugios para excursionistas.
La Tramuntana es rica en fauna y flora, con una abundancia de especies endémicas. Por favor, reduzca su impacto ambiental y respete la vida silvestre y sus hábitats naturales. Algunas maravillas han sido protegidas por su obvio valor ecológico, como el Parque Natural del islote Sa Dragonera, el Torrent de Pareis y Ses Fonts Ufanes, que han sido declarados monumentos naturales.

Descubre nuestras montañas entrando en ellas y emprende una aventura a través de los cientos de caminos, a menudo vinculados a la ruta de larga distancia GR-221.
Mantén el medio ambiente limpio, el suelo de nuestras montañas no es una basurera. En áreas protegidas, accede solo a los lugares abiertos para visitantes, dejando la huella mínima y la mejor impresión atrás.

Respeta nuestra fauna

La fauna silvestre de la Tramuntana incluye muchas especies endémicas, y está determinada por la doble insularidad que resulta de esta zona montañosa. Dentro de una isla pero aislada del resto de la región, esta área se ve menos afectada por la actividad humana reciente, posibilitando que muchas especies logren sobrevivir, siendo ahora especies protegidas.

Buitre negro (Aegypius monachus)

Inconfundible por su tamaño y su vuelo tranquilo y majestuoso. Totalmente negro en los más jóvenes y con un tono de chocolate en los adultos, tiene un ligero plumaje en la cabeza y el cuello. Su pico es curvo, robusto y poderoso. No es inusual verlos deslizarse lentamente por encima de los picos de la Tramuntana.

Sapo partero mallorquin (Alytes muletensis)

Cuatro centímetros de largo y 5 gramos de peso. Un fondo pálido y una espalda con marcas oscuras salpicadas.

El ferreret

Un anfibio endémico de las montañas de Tramuntana, que vive solo en ciertos cursos de agua estacionales. Durante el día descansa cerca del agua, escondida en pequeñas grietas en las rocas; por la noche sale a buscar comida, sobre todo pequeños insectos y animales que viven debajo de las piedras, o los vestigios de las plantas que caen en los charcos de agua de lluvia. Es el anfibio más raro de Europa y está en peligro de extinción.

Mantén nuestra flora

El aislamiento ha llevado a la aparición de formas de vida que son únicas en el mundo. Como resultado, la Serra de Tramuntana, una isla dentro de una isla. Hay una flora endémica significativa y plantas singulares, esenciales para el desarrollo de diversas comunidades de plantas. De hecho, la cordillera alberga a 65 de las 97 especies endémicas descritas en las Baleares, 65 de las 68 plantas endémicas se encuentran en Mallorca. Por poner un ejemplo, nueve especies de orquídeas y más de diez especies de helechos viven solo en la Serra, y en ningún otro lugar del mundo. El bosque de encina, ese antiguo bosque indígena, tiene sus principales fortalezas aquí, y las montañas son el único refugio de árboles típicos de climas fríos, como el tejo.

El Jardín Botánico de Sóller:

Reproduce, entre otros, la flora típica de las montañas, por lo que una visita es una excelente forma de descubrir sus peculiaridades, características y plantas endémicas.
Bosque de encinas de Baleares. Esta es la comunidad forestal climática que ocuparía la mayor parte del territorio si no hubiera intervención humana. En la Serra, la ubicación de este tipo de bosque se ha reducido y contiene dos subgrupos: el bosque de encina de montaña y el de las tierras bajas y las zonas costeras. Matorral de aceituna silvestre (garriga). Una formación de planta típica de áreas cálidas que predomina en altitudes más bajas. Aparece como consecuencia de las condiciones de máxima sequía que impiden que se desarrolle el bosque de encina. Esta garriga llevó a la expansión del olivo agrícola. Lugares únicos: La naturaleza de Tramuntana ha creado puntos de belleza que son únicos en el mundo y esenciales para entender la isla. La luz, el cielo, la tierra y el mar cambien de dia a dia. Contemplarlos da una idea del valor de la declaración de la Serra de Tramuntana como Patrimonio de la Humanidad. Ahora pertenece a todos. Todos debemos admirarla y protegerla.

Sa Foradada:

Una península situada en Deià, con un impresionante agujero de 18 m de diámetro, que la atraviesa y es visible desde diferentes partes de la costa. Sa
Calobra y Torrent de Pareis: Situada en el corazón de la Tramuntana, esta playa bien conservada es un escenario espectacular. Un espacio impresionante, rodeado de altos muros de roca que se elevan hasta 200 metros.

Cala Tuent:

Una playa paradisíaca a la sombra de los 1.440m del Puig Major. La arena en la orilla del mar se convierte en guijarros y gravas más atrás. Cala Tuent marca el final de Sa Costera, una de las mejores excursiones en la isla.

Ses Fonts Ufanes:

Un monumento natural que constituye un fenómeno hidrogeológico único en las Baleares. Una corriente ascendente intermitente de agua, manifestada violenta y espontáneamente después de lluvias intensas.

Barranc de Biniaraix:

Un cañón kárstico, situado al sureste de Sóller. Modelado por la acción del agua, sus lados están organizados en tierras de cultivo para olivos, algarrobos y almendros. El camino integra las construcciones de piedra seca en la naturaleza. Su valor escénico, natural, histórico y cultural ha llevado al sendero a Biniaraix a ser declarado Bien de Interés Cultural.

Lluc:

Un paseo con leyendas y milagros, para escuchar espiritualmente a Mallorca, ofrece vistas de algunos de los paisajes más excepcionales. El Santuario ha sido un lugar de peregrinación desde tiempos inmemoriales.

Piedra seca:

Trockensteinmauer Sierra de Tramuntana Mallorca

Uno de los tesoros más singulares de la Tramuntana es el trabajo en piedra seca. Una técnica de construcción utilizada desde tiempos inmemoriales que ha servido para extender las tierras de cultivo, mejorar las cosechas, prevenir daños y explotar el suministro irregular de agua que recibe la región. Una técnica que hace uso de las piedras residuales, sin mortero ni cemento de ningún tipo, se levantan muros que marcan parcelas y propiedades, así como senderos de montaña, cabañas, fosas de carbón y braseros, hornos de cal, casas de hielo y muchos otros. Estas construcciones usan los materiales del área circundante, perfectamente integrados en su contexto escénico natural, casi una continuación de este.

Amor por la tierra como un estilo de vida

Los habitantes de la Tramuntana son los arquitectos de su paisaje actual, que ha sido esculpido a lo largo de los siglos. Poseían un extenso legado cultural, transmitido de generación en generación, que consistía en procesos, técnicas y conocimientos agrícolas, ganaderos y pesqueros relacionados con la recolección y explotación de los recursos naturales. Después del boom turístico estas actividades cayeron en declive, amenazando con una gran extensión de conocimiento secular con el olvido. Sin embargo, un cierto nivel de actividad agrícola ha sobrevivido, como el aceite, las aceitunas, el vino y los tomates Ramellet. Especímenes como el olivo, el algarrobo y otros, son extraordinarios por su tamaño, edad y valor cultural. Algunos tienen cientos de años de antigüedad, ubicados en enclaves extremadamente hermosas. Por favor, cuídalos, porque vivimos de ellos. Puedes apoyar a los agricultores locales comprando ingredientes frescos y productos artesanales, en el mercado o en la Cooperativa Agrícola de Sóller.

La Tramuntana se está secando

En Sóller, hay 127 manantiales y los acuíferos más importantes, na Lladonera, s’Olla, na Gireta, Cas Patro Lau y sa Font Nova-Font des Barranc. Pero la sequía que acecha a Sóller cada verano, tiene como consecuencia la drástica reducción del caudal de todos los manantiales que brotan en el valle, hasta el punto de que la red municipal tiene que prescindir completamente de su agua porque es insuficiente para abastecer el riego de la agricultura. La falta de recursos hídricos se agrava cada año hasta el punto de que muchas fuentes tienen un flujo insignificante o se han secado. Muchos propietarios de huertos tienen que abandonar las verduras y dejar de regar debido a la escasez de agua. Efectos bien visibles en los árboles de cítricos que muestran la necesidad de agua, lo que resulta en el robo de agua entre sí, para regar sus verduras y árboles frutales. Como visitante de nuestra hermosa isla, como viajero responsable, ten en cuenta y reduzca el consumo de agua siempre que sea posible

Peligro de incendios forestales

Alrededor de mayo, comienza la temporada de alto riesgo de incendios forestales, que dura hasta fines de octubre. En este período, el uso de fuego y otras actividades susceptibles de aumentar el riesgo está estrictamente prohibido en todo el bosque de las islas, y dentro de un radio de 500 metros del bosque. Debido a las condiciones climáticas y la estructura del combustible forestal, los incendios forestales son un peligro real. Tu colaboración es básica en la lucha contra el fuego. Pedimos extrema precaución y prevención. Tienes que tener especial cuidado con las colillas, los cristales y la quema de restos vegetales, entre otros. La conciencia y la responsabilidad son vitales porque alrededor del 90% de las causas del inicio de los incendios se deben a causas humanas, ya sea por negligencia, accidentes o causas intencionales. Todos somos responsables de nuestra propia seguridad.

 

Este texto esta patrocinado e elaborado por el hotel Ecocirer en Sóller.