Entrevista con el artista Alex Ceball

start.alex.ceball.artista.mallorca.ilustraciones.entrevistaJPG
start.alex.ceball.artista.mallorca.ilustraciones.entrevistaJPG
Cuáles son tus lugares favoritos en la isla de Mallorca?
De partida mi casa, que además es mi estudio. Paso mucho tiempo en ella y en la azotea, donde tomo el sol en este tiempo invernal. Vivo en la última planta de mi edificio, así que basta que vea unos rayos para subir a recibir su luz. Ya cuando hace mejor tiempo parto a playas y calas. Este último año he ido prácticamente a todas, incluyendo las más turísticas, porque he estado casi a solas, hasta en Magaluf, Paguera, El Arenal o Santa Ponsa. La pandemia ha sido terrible pero ha sido increíble también gracias a ella disfrutar de estas playas a solas como en los años 60, en esa Mallorca previa a la invasión turística de masas. Luego Formentor, Cala Pi o S’amarador y sus aguas turquesa me han llegado a emocionar hasta las lágrimas. Siempre verlas es muy impactante, conmovedor, inspirador. Salir de esas aguas transparentes, impolutas, es siempre una limpieza del alma. Para mí son aguas sagradas, como tocadas por Dios, por una divinidad.
Qué lugares recomiendas a amigos que visitan las isla?

De tiendas recomiendo Osadía Shop, donde pueden encontrar mi obra en el casco histórico, además de otras bellezas y cosas originales de artistas de toda España y del resto del mundo. Recomiendo contactar también con la diseñadora Stefanía Borras, que monta permanentemente pop up stores y puntos de venta en Palma y Valldemossa. Stefanía fundó su marca DATURA en Nueva York y hoy es un verdadero referente internacional del diseño de moda no sólo mallorquín y español, sino además de la ética respecto al respeto al medio ambiente en los procesos productivos de prendas de vestir. Debiese ser casi una obligación para cualquier persona con buen gusto tener una de sus prendas, que además son una maravilla.

De cafés y restaurantes voy a los de amigos personales, partiendo por el Guindilla, propiedad del diseñador Alberto Tous (otro referente de la moda mallorquina, hoy en el mercado gastronómico). Para mí es el bar más lindo de Palma. Voy también a los restaurantes Bocalto (frente a Caixa Forum), Fervor (en el casco antiguo) y al café Maura (en el Paseo del Borne, frente a la plaza de la Reina) que son propiedad de dos amigos, Francisco y Deborah, dos argentinos maravillosos que han trabajado increíblemente para tener tres locales de primera, hoy preparando una cuarta apertura en Portixol que de seguro será otro referente de la ciudad como los que ya tienen. También les recomiendo la vinacoteca portuguesa El Vinho, en Santa Catalina, que tienen excelente comida, vinos de primera, a precios justos, de barrio y con un ambiente acogedor, con mucha madera y verde, plantas, con terraza, es siempre una buena elección.
De talleres de artistas, imperdible Biznaga Atelier para reconectar con la naturaleza, la tienda y taller del arquitecto y ceramista Roberto Paparkone, la casa taller de la artista Reyes Marfil. De galerías de arte a mí me gustan mucho L21 y Lundgren Gallery (ambas en el polígono industrial de Son Castelló). En Palma Aba Art Lab, Fran Reus y Pep Llabrés. Me encantaría que todas ellas se decidieran de una vez a tenerme entre sus artistas representados. Quiero que vendan mi obra, porque me encantan todas, me parecen galerías serias, profesionales y yo soy un artista académico, universitario.
Sobre tradiciones pues sólo les recomiendo perderse por sus pueblos: Sineu, Valldemossa, Bunyola, Alaró, Deiá, Artá, Binissalem… cada pueblo de la isla tiene un carácter único, tradiciones incomparables. Recorrerlos es un privilegio. Cada vez que piso alguno de ellos me siento un privilegiado e intento agradecerlo desde mi trinchera, que es mi obra, mi trabajo artístico, inspirado enormemente en las tradiciones mallorquinas y sus formas de vida, desde las más elementales a las más sofisticadas.
Qué es lo que te inspira aquí en Mallorca?
Su naturaleza, única e incompetible. También su paz, su tranquilidad, su seguridad. Yo llegué hace un año, y vine escapando en una suerte de autoexilio de mi país, Chile, donde explotó su gente en un Estallido Social que ha acabado con la redacción de una nueva Constitución, de una nueva Carta Magna. Pero esa lucha ha significado hasta el día de hoy 34 personas muertas y 11.500 heridos. Más de 400 personas que han sido víctimas de violencia de las fuerzas de seguridad del Estado donde han sufrido pérdida de visión o estallido de globo ocular. Les han reventado sus ojos. Donde hoy existen presos políticos sólo por manifestarse, donde se han violado los Derechos Humanos de la población, constatado por sendos informes de Organismos Internacionales, partiendo por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Ha sido tremendo. Ya se ha cumplido un año de enfrentamientos y aquello se repite cada viernes en el centro neurálgico de Santiago de Chile, que era donde yo residía, en la zona cero, en la zona de los enfrentamientos entre miles de manifestantes y fuerzas especiales de Carabineros. A mí nadie me lo contó. Yo mismo lo viví en carne propia, llegando a casa con lentes de natación para que los gases lacrimógenos no me afectaran la vista. Era una auténtica zona de guerra. Para mí fue muy traumático. Por eso cogí mis maletas y me fui al lugar más pacífico que pudiese encontrar: Mallorca, el caribe europeo. Llegar a la isla fue una inspiración en sí, fue recuprar mi paz, mi calidad de vida. La cuarentena en cierta manera fue sumamente terapéutico para mí desde el punto de vista de mi salud mental. La recuperé paulatinamente, de a a poco, volví a coger los lápices, volví a dibujar después de años, Mallorca me devolvió mi vida. Rejuvenecí al menos 10 años. No tengo palabras suficientes para agradecerlo.
Cuáles son tus consejos para vivir una vida más consciente?
Saber quiénes somos, cuáles son nuestras raíces. Conocer nuestras virtudes y protegerlas, conocer nuestros defectos y solucionarlos. Enfrentar nuestros demonios y problemas con mucha valentía (y de paso no caer en los vicios productos de la ansiedad: drogas, alcohol, medicamentos, comida, sexo, etc). No puedes permitir que nada ni nadie se atreva siquiera a intentar quitarte tu salud mental, tu libertad o tu dignidad, que son al fin del día lo único que tenemos para poder reinventarnos una y otra vez, poder pararnos aunque nos caigamos mil veces. Debes protegerlo como un animal furioso. Así es muy fácil quitarte de encima gente tóxica, que intentan adueñarse siempre y en todo momento de tu energía. Fundamental también ser conscientes de nuestros cuerpos y protegerlos. Yo soy muy deportista. Subo corriendo todos los días los bosques de Bellver hasta el castillo y regreso a casa también corriendo por el Paseo Marítimo. Luego entreno en casa o la azotea. En verano paso al menos 3 horas diarias nadando, no hay quien me saque. En el confinamiento descubrí el yoga con tutoriales en internet de Roger Frampton y Jacob Manning y luego comencé a ejercitarlo de forma natural sin necesidad de tutoriales. El trote, el entrenamiento y el nado me sirven para tener el cuerpo en forma, pero el yoga me ha servido para ser consciente de mi cuerpo, de lo que soy como ser humano, de procurar intentar mantener bien amoblada la cabeza, de relativizar las cosas. Es una práctica increíble. Yo la recomiendo sin pestañear.
Donde podemos ver tus obras en vivo/online?
En Palma de Mallorca me representan dos galerías de arte: Kaplan Projects (de Mercedes Estarellas) y AM Arte Contemporáneo (de Marisa Aldeguer). Pueden encontrar obra original a la venta en ambas. En internet pueden visitar mi cuenta de instagram @alex.ceball que intento mantener bastante actualizada, mi website www.fashionartmallorca.com o simplemente pongan mi nombre en google y ya les aparecerá muchísima información, desde obras hasta libros pasando por entrevistas y proyectos instalativos y performáticos dramáticos. Van ya muchos años de baile en muchos países y continentes.
 
Algo más que te gustaría compartir con nosotras?
Si. Que sean felices, humildes, cercanos y alegres hermosa y jovial chiquillada, que la vida es corta para irnos con tonterías. Es bueno hacer cosas lo suficientemente grandes para ser ostentosas, y lo suficientemente simples para ser importantes. De eso al final se trata esta vida, creo yo.